El hombre que se enamoró de la luna por Tom Spanbauer

Claim your FREE copy of “10 ways to overcome jealousy”:

  • This field is for validation purposes and should be left unchanged.
Sign up now!

El hombre que se enamoró de la luna por Tom Spanbauer

Nativos Americanos transexuales, vaqueros Tántricos, prostitutas, chamanes y Mormones… estos son algunos de los personajes de esta novela. “Una loca historia contada por gente loca – debería hacerte pensar” – como repite a menudo el protagonista. Sin embargo, este es el libro que por primera vez me inspiró a probar algunas técnicas básicas de Tantra sexual – y le estoy eternamente agradecido.

Es curioso como muchas veces en la vida, la inspiración llega desde los lugares más inesperados. Cuando un amigo maravilloso me pasó este libro, yo tenía veinte y pocos años, y creí que iba a leer una novela más. Y al principio fue así: una novela loca, surrealista, ambientada en el Lejano Oeste del principio del siglo XX (no mi ambientación favorita, tengo que reconocer) – pero muy pronto me quedé enganchado y no podía parar de leer. El protagonista, para empezar, no es un héroe típico: se llama Fuera-en-el-Cobertizo, o simplemente Cobertizo, y es un Indio Americano que me cautivó de inmediato. Desde las primeras páginas nos enteramos de que Cobertizo es un Berdaje – un chico que ha elegido el difícil camino de ser un transexual y bisexual – un hombre que hace el amor tanto con otros hombres como con mujeres. Cobertizo es masculino y femenino a la vez, y casi en la misma proporción – alto y fuerte, pero sensible y emocional, desafía muchos tópicos y, en cierto sentido, está más allá de la polaridad sexual. Es el Hermafrodita, el arquetipo de un ser humano que encarna tanto lo femenino como lo masculino, o en palabras del mismo Cobertizo, “el guerrero hermoso que conoce ambos lados”.

A medida que la historia progresa, Cobertizo se ve cada vez más implicado en un grupo de personajes conectados por intensos lazos emocionales, intelectuales y sexuales: está Ida Richelieu, la mujer que regenta el burdel del pueblo y da órdenes a todo el mundo; Alma Hatch, una chica cautivadora, sensual y emocional que representa la feminidad en su forma más extrema, casi exagerada; y finalmente Dellwood Barker, el vaquero bisexual que inicia a Cobertizo en los misterios del Tantra sexual. En un pasaje crucial, Dellwood Barker pasa unas noches junto a Cobertizo, enseñándole como controlar su Mueve Mueve. Según Dellwood, todo lo que está vivo se mueve; así que “Mueve” es un sinónimo de “ser vivo”. Pero qué es lo que mueve un ser vivo ? Es una sustancia o energía misteriosa que Dellwood llama “Mueve Mueve” – aquello que mueve los seres vivos. Dellwood le enseña a su discípulo y amigo que cada vez que un hombre eyacula, pierde parte de su Mueve Mueve; sin embargo, aplicando determinadas técnicas, uno puede redirigir su Mueve Mueve hacia su cabeza y así utilizarlo para alcanzar estadios más elevados de conciencia.

Sin entrar demasiado en detalles, lo que se menciona aquí es una mezcla de técnicas Taoistas para la circulación de la energía, y la “retención enérgica” del semen utilizada por los Tibetanos, en la que se contraen con fuerza los músculos del perineo y del cuerpo entero. Las explicaciones son más poéticas que exactas, y se trata de una enseñanza por y para hombres – no hay mención de las muchas formas de las que una mujer puede despertar y canalizar su propio “Mueve Mueve”. Además, según muchos maestros de Tantra Yoga, la “retención enérgica” no es el mejor método para los hombres y debería ser usado sólo en casos de emergencia, cuando el acto reflejo de la eyaculación ya ha sido activado; el hombre practicante debería aprender a controlar su energía sexual a través de posturas físicas, patrones de respiración y finalmente la concentración mental, y alcanzar un estado de orgasmo sin activar la eyaculación. Pero como dije anteriormente, este libro no es un tratado sobre Tantra – las prácticas sexuales tántricas son sólo uno de los elementos de esta historia, y encuentro muy positivo que sean aquí incluidas como alternativa a la sexualidad de tipo estándar que encontramos representada en la mayoría de productos culturales de nuestros tiempos.

Hay algunos aspectos más de esta novela que merece la pena mencionar, como la caracterización del vínculo especial que se construye entre Ida, Alma, Cobertizo y Dellwood. Están unidos por el amor, el respeto mutuo y la atracción sexual – hacia la mitad del libro, han formado ya una verdadera “familia promiscua” en la que cada uno comparte intimidad sexual, en varios grados, con cada otro. Sin embargo, se mantienen abiertos a los desconocidos y cuando una banda de cuatro músicos Afroamericanos, los Wisdom Brothers, llega para tocar en el pueblo, la red de deseo y atracción mutua se expande aún más – con funestas consecuencias, a causa de la guerra implacable que los Mormones locales desatan contra estos “elementos perniciosos”. Todo considerado, esta representación de otro tipo de amor, con todas sus imperfecciones, ofrece una alternativa muy bienvenida al romanticismo azucarado, heterosexual y monógamo, que se presenta en la mayor parte de la ficción contemporánea. Las relaciones de amor en la vida real son muy diversas, y, en mi opinión, hay una carencia de productos culturales que describan maneras diferentes de establecer lazos emocionales y sexuales; es alentador encontrar un libro o película que de un paso tan valiente.

Además, y esto probablemente ya te quede claro si has leído hasta aquí, los personajes de esta historia expresan un amplio abanico de preferencias sexuales: casi cada uno de ellos disfruta de la compañía de hombres, mujeres, y Berdajes. Sin embargo, no se tiene nunca la sensación que el autor haya querido resaltar una orientación sexual sobre las otras; heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad y transgénero son tratadas como elecciones igualmente válidas y respetables. El tema de la diversidad sexual y su estatus en el Yoga y especialmente en las comunidades Tántricas es muy vasto y me gustaría abordarlo en un artículo en el futuro; por ahora, sólo quiero expresar mi convicción que la variedad sexual y la libertad de elección son características fundamentales de la evolución humana.

Como escribía al principio del artículo, le tengo un cariño especial a este libro, porque de alguna manera plantó una semilla en mi mente. Después de leerlo, empecé a intentar practicar Tantra sexual de una forma muy desordenada e ingenua – dando tropezones, lleno de curiosidad y torpeza. Pero esos primeros pasos eran los preliminares inevitables de un largo viaje que me ha llevado a un conocimiento más profundo de mi sexualidad y de mis posibilidades como ser energético. No puedo evitar sentir una profunda gratitud para el papel que esta novela surrealista, a veces extravagante ha tenido en mi vida. No estoy seguro de que vaya tener el mismo efecto para ti, pero si te tomas el tiempo de leerla, puedo asegurarte que como mínimo te vas a divertir, y mucho.

photo credit: DSC_0076-2 via photopin (license)

Recommended Posts
Showing 2 comments
  • Paula
    Reply

    Este es un libro maravilloso y necesario, que rebosa naturalidad y sabiduría, y muestra el sexo como la manera más efectiva y verdadera de comunicación entre los seres humanos, sea cual sea su género o raza. Como bien dices, no existen muchos productos que presenten y desarrollen de una manera tan abierta el tema de las relaciones sexuales entre seres humanos, sin caer en los tópicos más manidos sobre heterosexualidad, monogamia y romanticismo. Por eso este libro choca tanto al principio, ya que rompe tantos tabúes (homosexualidad, bisexualidad, incesto, etc.) y ojalá algún director valiente se atreviera a hacer una película de esta novela respetando toda su esencia y sin querer convertirla en la típica historia de amor hollywoodiense apta para todos los públicos… Historias como la de Spanbauer son imprescindibles para abrir nuestras mentes y comprender mucho más allá de nuestras estrechas convenciones sociales.

    No existen prejuicios de ningún tipo en el Local de Ida, ¡sed todos bienvenidos a él y echemos un trago de whisky a la salud de Cobertizo, Alma y Dellwood!

    • Raffaello Manacorda
      Reply

      Hola Paula, muchísimas gracias por tu bonito comentario! Nada puedo añadir a tus palabras, salvo que me hace mucha ilusión saber que ese libro te tocó tanto como a mi. Sí, sería guapo que alguien lo convirtiera en película, aunque creo que el escollo más grande no vendría del director/a, sino más bien de quienes tengan que poner el dinero para realizarlo. Lamentablemente creo que no es fácil producir una película tan rompedora como podría ser esa. Pero quién sabe!

      Te mando un gran abrazo.

Leave a Comment